TUMÁN FUE UN POLVORÍN

EN SALVAGUARDA DEL PATRIMONIO DE LA EMPRESA AZUCARERA, TRABAJADORES Y POLICÍAS DE DIVERSAS UNIDADES ESPECIALIZADAS DESATARON UNA FEROZ BALACERA CONTRA UN GRUPO DE MATONES QUE INTENTARON ATRINCHERARSE EN SUS INSTALACIONES. 

La feroz balacera que dejó como saldo tres heridos y múltiples daños materiales, se produjo luego que trabajadores que apoyan a la administración judicial que encabeza Marcelino Llontop Suyón, trataron de retomar -sin éxito- las instalaciones que continúan ocupadas por la facción que lideran Leoncio Egúsquiza, César Sandoval y Alejandro Zevallos, quienes el pasado sábado ocuparon las instalaciones de la Empresa Agroindustrial Tumán, luego que fueran convocados por mandato del Séptimo Juzgado Civil de Chiclayo.

.

.

TUMÁN. Todo se inició tras la emisión de la resolución emitida por el Juzgado Mixto de Ferreñafe, el lunes último, que ratificaba como administradores judiciales a Marcelino Llontop, Diómedes Bocanegra y Jorge Paredes y que Registros Públicos aceptó su inscripción. Ante estos hechos, los trabajadores de esta facción intentaron ingresar a las instalaciones de la empresa siendo repelidos por más de cincuenta sujetos – la mayoría de ellos foráneos- que se encontraban atrincherados en el interior del local.

Las acciones se iniciaron pasadas las diez de la mañana, cuando el grupo de trabajadores que apoya a Marcelino Llontop se encontraban en la puerta del área de Administración, otro grupo de sujetos portando chalecos antibalas y apostados en lugares estratégicos empezaron a dispararon contra la multitud, logrando herir de bala a Fernando Saavedra Chávez (brazo izquierdo), Ismael Chirinos Llontop (en el pie) y José Luis Chavesta Cubas (en la pierna).

Todos ellos fueron evacuados rápidamente al Centro de Salud de Tumán, mientras que el último de los heridos fue trasladado hasta el servicio de emergencia del hospital Las Mercedes donde quedó internado.

Ante estos hechos,  personal de la Unidad de Servicios Especiales de la Policía Nacional llegaron hasta la sede de la empresa y lograron frenar por un momento el ingreso de los trabajadores, mientras que del interior de la empresa, donde permanecían los foráneos – según denunciaron, matones a sueldo – continuaban realizando disparos al aire.

 

LA TOMA DEL LOCAL

Fue casi al mediodía que tras conversaciones y roces entre la policía y los trabajadores se decidió ingresar, para ello utilizaron un cargador frontal que recogió un montículo de piedras y lo trasladó hasta las puertas de la casa cooperativa. Esto sirvió para que los trabajadores tumaneños las cogieran y empezaran a lanzar hasta el interior del local, recibiendo como respuesta una lluvia de balas por parte de los atrincherados.

En ese momento, los periodistas que cubrían la información quedaron en medio de ambos bandos y tuvieron que resguardarse entre las palmeras, ante la lluvia de balas que disparaban los delincuentes contratados al parecer por la facción de la nueva administración. Esto originó que los efectivos policiales apoyados con una tanqueta se ubicaran en la puerta principal, desde donde lanzaron bombas lacrimógenas y realizaron disparos con escopetas para replegar a los agresores, que permanecían atrincherados en el interior del local.

Los delincuentes, lejos de desistir, volvieron a realizar más disparos, ante esta situación se hizo presente el grupo de la Sub Unidad de Acciones Tácticas – SUAT – quienes con fusiles en mano y rastrillados lograron repeler el ataque y sacar raudamente a los agresores.

Una vez en el local, los agentes policiales encontraron en su interior a varias personas, entre mujeres y hombres que se identificaron como trabajadores de la empresa cuando fueron intervenidos. Asimismo ubicaron en la cancha deportiva mochilas, casacas, colchas y víveres de los sujetos, lo que indicaba que habían pernoctado desde la noche anterior en el interior de la casa cooperativa.

 

LAS DETENCIONES

Dos sujetos que se encontraban al lado de los baños -junto a tres mujeres- también fueron intervenidos por personal de la SUAT, según trascendió -entre fuentes policiales- serían dos de los sujetos que habrían realizado disparos a la turba de trabajadores tumaneños, pero al ser interrogados no supieron aclarar su presencia en el interior del establecimiento ya que no eran trabajadores de la empresa ni mucho menos residen en el distrito.

Junto a este grupo de personas, los efectivos policiales encontraron más ropa y colchas, así como un chaleco antibalas de color azul. Los detenidos fueron trasladados hasta las instalaciones de la comisaría de Tumán a fin de esclarecer cuál era su participación en estos actos. En tanto, el resto de sujetos lograron escapar por el sector Pesebres hacia la parte posterior de la empresa, dejando regado maletines, ropas y enseres de limpieza personal.

 

“LA BURRA” EN TUMÁN

Según fuentes del Servicio de Inteligencia, un personaje vinculado a la red criminal “La Gran Familia” habría sido avistado en Tumán y sería la persona que habría ayudado en la contratación de más de cincuenta sujetos que se atrincheraron en la empresa azucarera. Es más, agentes de Inteligencia indicaron que hace tres días habría llegado junto a un grupo de personas desconocidas de Trujillo, Chimbote y Chiclayo, al parecer armados para instalarse en el interior de la casa cooperativa.

No solo ello, su presencia también habría servido para permitir la presencia de gente de mal vivir procedente de pueblos jóvenes de Chiclayo como Fanny Abanto, así como del distrito de La Victoria, a quienes se les pagó 100 nuevos soles y si tenían arma el pago la cifra aumentaba a 250 nuevos soles, solo para resguardar y no dejar ingresar a los trabajadores azucareros al local de la empresa.

Las mismas fuentes policiales refieren haber tomado conocimiento que estos sujetos –entre sus pertrechos – habrían ingresado dos ametralladoras mini usi, que habrían intentado utilizar para atentar contra la vida de Marcelino Llontop y compañía; por lo que al tomar conocimiento de este hecho, el comando policial decidió enviar al escuadrón SUAT a la empresa azucarera.

 

ACUSAN A CONGRESISTA

Óscar Valencia Prado, representante de los trabajadores tumaneños, indicó que detrás de los tres administradores judiciales encabezados por Leoncio Egúsquiza se encuentra una mano negra, explicando que a pesar que se comunicó oportunamente a la Policía del distrito para evitar los desmanes, ésta no cumplió con realizar su trabajo de desalojar a los intrusos.

Indicó que los tres administradores judiciales no cuentan con el dinero suficiente para contratar a más de cincuenta matones. “Ellos no pueden costear esos gastos, afirmamos rotundamente que detrás de todo esto está el congresista Clemente Flores, ayudando a su hermano por los intereses que tienen en la empresa, pero no lo vamos a permitir, los trabajadores unidos no vamos a permitir que ingresen Los Flores a Tumán”, expresó el dirigente.

 

“NO HUBO MATONES”

Contrario a las declaraciones del dirigente de los trabajadores tumaneños, para Leoncio Egúsquiza, no hubo matones dentro del local de la casa cooperativa, solo fueron trabajadores que apoyaron a su administración judicial y están a la espera que la juez del Séptimo Juzgado Civil de Chiclayo se pronuncie al respecto y así tomar las riendas de la empresa.

Indicó que la Policía Nacional tiene bastante responsabilidad en los hechos ocurridos en el directorio, señaló que no hubo personas armadas y que no van a permitir que la administración anterior vuelva a estar al frente de la empresa, pues no hay confianza en el trabajo que realizó.

“Nosotros hemos ingresado pacíficamente el sábado y hoy (ayer) ya nos quieren desalojar, todo por las artimañas de Marcelino Llontop y compañía no quiere que se le haga una auditoría a su trabajo. Yo denuncio a la policía porque hay una mano oscura detrás de esto y esa persona es Elmer Pariatanta, el que financia todos estos hechos”, acotó.

Por su parte, Martín Castillo, abogado de la administración judicial que integra también César Sandoval Lozada, manifestó estar indignado por el actuar de los policías. “Es lamentable lo causado por el comandante de la comisaría de Tumán. No se hace respetar las leyes y resoluciones judiciales emanadas por el órgano judicial competente. Lamentablemente, a pesar que existe una resolución de la subprefectura que otorga las garantías de los administradores judiciales vigentes, las autoridades encargadas no nos dan la protección”, manifestó Castillo.

 

LLEGÓ MARCELINO

A solo minutos para las dos de la tarde hicieron su aparición en el frontis de la casa cooperativa los administradores judiciales Marcelino Llontop, Jorge Paredes y Diógenes Bocanegra. Paralelamente, los agentes de Criminalística de la PNP realizaban sus respectivas diligencias en las oficinas de gobierno que habían sido tomadas por los facinerosos.

Mientras los asesores judiciales de Marcelino Llontop exigían la posesión de las oficinas de gobierno de la azucarera, el administrador judicial Jorge Paredes Delgado, enfatizó que solo la administración judicial del Juzgado Mixto de Ferreñafe goza de legalidad por estar inscritos en Registros Públicos y haberse cancelado la deuda al Séptimo Juzgado Civil de Chiclayo.

Trabajadores que respaldan a Marcelino Llontop no lograron tomar control de azucarera.

Trabajadores que respaldan a Marcelino Llontop no lograron tomar control de azucarera.

Policía evitó que trabajadores ingresen a instalaciones ante presencia de sujetos de mal vivir.

Policía evitó que trabajadores ingresen a instalaciones ante presencia de sujetos de mal vivir.

Llegada de tanqueta policial fue providencial en el desalojo.

Llegada de tanqueta policial fue providencial en el desalojo.

Este grupo de personas fueron retiradas de la casa cooperativa.

Este grupo de personas fueron retiradas de la casa cooperativa.

Este desconocido fue encontrado al interior de oficinas administrativas.

Este desconocido fue encontrado al interior de oficinas administrativas.

Trabajador denunció haber recibido un impacto de bala disparado por matones.

Trabajador denunció haber recibido un impacto de bala disparado por matones.

Marcelino Llontop aguarda que Poder Judicial lo reconozca como administrador judicial de Tumán.

Marcelino Llontop aguarda que Poder Judicial lo reconozca como administrador judicial de Tumán.

Leoncio Egúsquiza cuestionó labor de la policía.

Leoncio Egúsquiza cuestionó labor de la policía.

Peritos de Criminalística llegaron a Tumán para recoger casquillos de balas disparadas por extraños.

Peritos de Criminalística llegaron a Tumán para recoger casquillos de balas disparadas por extraños.

Fiscales de Prevención del Delito acudieron la tarde de ayer hasta empresa Tumán.

Fiscales de Prevención del Delito acudieron la tarde de ayer hasta empresa Tumán.

También te puede interesar...