No todo es pista

Los moradores del distrito de La Victoria deben de ser los más felices de la región Lambayeque porque tienen un lindo lugar dónde vivir. Es innegable que la imagen de esa ciudad ha sufrido un rotundo cambio. Ya no existen en las zonas céntricas aquellos arenales o pistas en mal estado, desde hace algunos años se transita por vías renovadas que sin lugar a dudas le dan un valor agregado a ese lugar. Lo mejor es que después de varios años se están cambiando también las redes de agua y alcantarillado, como una manera de mejorar la calidad de vida de los victorianos, pero sobre todo para estar preparados ante la llegada de un eventual fenómeno lluvioso. Sin embargo, no todas las necesidades en el distrito pasan por las pistas o veredas, hay también serios problemas que atender, como la inseguridad ciudadana que aún se vive en muchos sectores o la falta de cultura de los moradores para con el tema de la limpieza pública. Si bien el carro recolector pasa todos los días y recoge las bolsas que los vecinos dejan en cada esquina, no todos respetan el horario ni el lugar donde se deben de arrojar los desechos. Es común ver a jóvenes y adultos salir en horas de la noche y arrojar los desperdicios en los sardineles, violentando la imagen de la ciudad y atentando contra el medio ambiente y las buenas costumbres. En los sectores más alejados del distrito es común que los vecinos vivan entre hornos de ladrillos o respirando los desechos que arrojan los molinos de arroz, que se acostumbraron incluso a invadir la vía pública con gran cantidad de sacos de arroz, impidiendo el normal tránsito vehicular y peatonal, sin que nadie haya hecho algo al respecto. A eso hay que agregarle que aún en varios lugares se sigue percibiendo la falta de seguridad e incluso la falta de presencia policial, lo que le permite a los delincuentes actuar a sus anchas y perpetrar los robos y asaltos. Hay que reconocer que La Victoria cambió y ahora luce otra calidad de vida, pero también hay que ser honestos para aceptar que temas tan prioritarios aún no son tocados o al menos no se conoce de lo que desde la municipalidad se está haciendo.

También te puede interesar...