No hay recursos para proteger patrimonio

CHICLAYO.- El fenómeno “El Niño” está a la vuelta de la esquina y la prisa por contar con recursos es tal, que todas las instituciones del Estado, como municipios, gobierno regional y otros organismos descentralizados, tocan insistentemente las puertas del gobierno central para recibir recursos y apurar el cumplimiento de acciones que permitan contribuir en la mitigación de los posibles daños que pudiera ocasionar. La Unidad Ejecutora Naylamp Lambayeque, entidad que tiene la misión de salvaguardar el patrimonio arqueológico, también pasa apuros para proceder a su íntegra protección.
Aun cuando recientemente recibió 7 millones 93 mil 802 nuevos soles para ejecutar labores de prevención, los mismos que se cumplieron entre los meses de noviembre y diciembre del año pasado y el primer trimestre del 2015, su director Carlos Aguilar Calderón afirma que se hace urgente la necesidad de recibir mayor presupuesto para atender con protección y trabajos preventivos otros sitios arqueológicos que previamente han sido priorizados.
Si bien, con motivo de las labores preventivas cumplidas a fines del 2014 e inicios del 2015 se cumplieron con hacer efectivos los trabajos de protección, expresó que éstos son sólo paliativos, requiriéndose entonces mayores recursos para hacerlos definitivos.
“Esto se hizo así porque los pronósticos daban cuenta de la presencia de un ‘Niño’ moderado, pero ahora la situación es distinta y ya preocupa”, precisó Aguilar.
Para tal fin, el director de la Unidad Ejecutora Naylamp precisó que adicional a los 7 millones de soles recibidos, se viene gestionado desde marzo de este año, ante el Ministerio de Economía y Finanzas. el otorgamiento de 5 millones de soles, que podrían sumarse a los 6 millones 800 mil soles que fueron ofrecidos por la Oficina Regional de Defensa Civil – adscrita al gobierno regional – para proteger el legado arqueológico lambayecano a través de acciones como la descolmatación en quebradas y ríos.
“A la fecha, de los 5 millones solicitados, sólo hemos recibido medio millón de soles que fueron inmediatamente destinados al proyecto arqueológico Huaca Las Ventanas, así como a la instalación de 30 mil sacos a modo de coberturas en los cauces del río La Leche”, puntualizó Carlos Aguilar.
El funcionario destacó que estos recursos permitirán realizar nuevos trabajos de mantenimiento, de desglose, incidiendo en la disminución de los riesgos, que con los trabajos efectuados a la fecha han permitido su reducción en un 30%.
“Ya entre los meses de abril y mayo se procedió a enviar un documento al despacho de Carlos Balarezo, tras las consultas que éste nos hizo sobre la necesidad de contar con recursos, pero hasta la fecha no tenemos respuesta sobre el particular”, destacó Aguilar Calderón.
Mientras ello ocurre, a nivel de Lima, el Ministerio de Cultura insiste ante Economía y Finanzas que se concrete cuanto antes el otorgamiento de estos recursos, para proteger el patrimonio arqueológico.
Adicional a esta propuesta de apoyo, no se descarta seguir impulsando con el Plan Copesco, un proyecto de defensa ribereña, en el que se podrían destinar hasta 6 millones de soles, aun cuando resta actualizar el expediente técnico y cumplir con acciones de rescate arqueológico, lo que demandaría hasta 3 meses, y el tiempo apremia.
Pese a estos esfuerzos, Aguilar reconoce también que no todos los sitios arqueológicos de Lambayeque alcanzarán a ser protegidos, pues ante la carencia de recursos, el interés es priorizar a aquellos que están en proceso de investigación arqueológica, y principalmente son espacios públicos y están a disposición del sector turismo.
SE DEFIENDE DE ACUSACIONES
Según el memorándum múltiple N° 072-2014-VMPCIC, remitido por el Ministerio de Cultura, decretó la inversión de 22 sitios arqueológicos, destinando para el caso de Lambayeque un presupuesto de 7 millones 93 mil 802 nuevos soles, para intervenir en Huaca Brava (Pátapo), Complejos Arqueológicos Jotoro, Los Perros y El Tambo, en el distrito de Jayanca, también Huaca Santa Rosa y La Inmaculada (Pucalá), así como los sitios Huaca Manuelón (Túcume), Luya (Túman), los museos Sicán, Brüning y Sipán, entre otros lugares.
Sin embargo, frente a los cuestionamientos de excesivos gastos en el pago de personal, y en menor proporcionalidad para el gasto de materiales a emplear en cada uno de los frentes, el director de la Unidad Ejecutora Naylamp, Carlos Aguilar, explica las razones de esta aparente desproporcionalidad, asegurando que no existe irregularidad alguna en este caso.
Efectivamente, el funcionario reconoce que hubo ciertas observaciones formuladas por personal del OCI del ministerio, en relación a hechos como que los materiales no llegaron a tiempo; sin embargo, éstas fueron superadas con las explicaciones del caso, no permitiendo que se proceda a más llamados de atención.
Entre las observaciones que detectó el Órgano de Control Interno del Ministerio de Cultura figuraba el contrato de personal sin haber iniciado las actividades con los materiales respectivos, que los materiales son almacenados en depósitos de terceros, que se había incumplido los pagos de los servicios prestados por los trabajadores contratados y proveedores, y que los materiales eran insuficientes, entre otras observaciones.
Sobre el particular, Carlos Aguilar refirió que efectivamente ello ocurrió, pero los recursos no sólo fueron destinados a compra de materiales, sino también a labores de limpieza de las zonas intervenidas, de malezas y cauces de ríos.
En el caso de la Huaca Las Ventanas y otros lugares más, precisó que se instalaron fibras onduline, con la particularidad que tienen filtro UV, para reducir el impacto de los rayos ultravioletas.
“No hay ni hubo observaciones por el pago excesivo al personal técnico y especializado que en estos lugares trabajó; sin embargo, he solicitado al Ministerio de Cultura que se practique una auditoría al gasto de estos recursos. No tengo nada que esconder, todo se ha hecho respetando los procesos correspondientes”, destacó Aguilar Calderón.
INSCRIPCIÓN DE SITIOS
Por otro lado, Carlos Aguilar Calderón se pronunció sobre las labores de saneamiento físico legal de los sitios arqueológicos que abundan en Lambayeque. Al respecto, el funcionario precisó que a la fecha sólo se tienen registrados 562 ante la Superintendencia Nacional de Registros Públicos, de un total de 1100 ubicados en el departamento.
En el caso del Bosque de Pómac, donde el riesgo de una invasión es latente, Aguilar afirmó que se ha realizado trabajos de colocación de hitos, a pesar que el Santuario Histórico está bajo la administración del Ministerio del Ambiente, pero cuyas huacas que en él se encuentran, están bajo la protección del Ministerio de Cultura.
“Aunque en Pómac la intervención debe ser directamente a través del SERNANP, se está avanzando en este proceso, gracias a que ya no hay renuencia que anteriormente existió por parte de la Empresa Agroindustrial Pucalá, a la que le pertenece las tierras”, acotó.
EL DATO
La Unidad Ejecutora Naylamp implementa el Plan Maestro, en el que previamente – a través de un diagnóstico territorial – se han identificado 12 paisajes culturales, proceso en el que se han articulado los municipios.

Unidad Ejecutora Naylamp requiere de más recursos para continuar protegiendo importantes sitios arqueológicos de Lambayeque. De no hacerlo, corren riesgo de perderse.

Unidad Ejecutora Naylamp requiere de más recursos para continuar protegiendo importantes sitios arqueológicos de Lambayeque. De no hacerlo, corren riesgo de perderse.

También te puede interesar...