LANZAN EXPLOSIVO EN CASA DE HUMILDE OBRERO MONSEFUANO

Víctima presume que delincuentes se habrían equivocado de objetivo 

La explosión destruyó la puerta de la casa. Peritos llegaron al lugar para investigar.

La explosión destruyó la puerta de la casa. Peritos llegaron al lugar para investigar.

MONSEFÚ. Sujetos de mal vivir lanzaron una bomba casera en la humilde vivienda de un obrero, quien asegura no contar con dinero ni ser víctima de extorsión.

Entre sollozos, Víctor Reluz Lluén, contó a los agentes que es probable los sujetos se hallan confundido, pero lo que más lo llena de pánico es el pensar que sus hijos que dormían a unos pocos metros pudieron ser alcanzados por el estallido que destrozó la puerta de su casa.

Según narra, los hechos se registraron a las 2 de la madrugada cuando descansaba junto con su esposa e hijos. Uno de ellos hacía unos minutos se había acostado luego de estudiar justo en el ambiente donde el artefacto explosivo fue colocado.

Víctor Reluz señala que la fuerte explosión se escuchó en toda la urbanización Las Mercedes -donde vive- ubicada a espaldas del lugar conocido como “Las Ánimas”.

“Mi esposa e hijos no han dormido desde que ocurrió el hecho. Somos gente humilde que vivimos en una casa pequeña de dos ambientes nada más y es por ello que la explosión ha roto todo, incluido el eternit del techo”, sostiene.

Señala que desconoce quién o quiénes pudieron haber colocado el explosivo, dado a que no ha recibido mensaje o llamada extorsiva y presume que se trate de una confusión, la misma que tendrá que ser esclarecida por los agentes policiales.

La víctima narró que sus vecinos le dieron cuenta sobre el hallazgo de huellas de zapatilla en la zona, que no cuenta con energía y donde las pocas viviendas tienen varios metros de distancia entre una y otra.

“Ni teléfono tengo, he tenido que caminar largo trecho donde una vecina, quien me prestó el teléfono para llamar a la policía”, señaló.

Producto de la explosión, la puerta de la vivienda que era de aluminio quedó destruida, de igual manera el espejo y hasta las calaminas de los dos ambientes de la morada.

“Estamos aterrados, esperamos que la policía dé con el paradero de estas personas que de seguro saben que no tenemos dinero y que me gano la vida como obrero libre”, sostuvo.

9-2

El obrero asegura que no recibe llamadas ni mensajes extorsivos.

El obrero asegura que no recibe llamadas ni mensajes extorsivos.

También te puede interesar...