Edwin Oviedo evitó declarar ante fiscal Carrasco

CHICLAYO. Una accidenta salida del Ministerio Público tuvo la mañana de ayer Edwin Oviedo Pichotito, presidente de la Federación Peruana de Fútbol y principal investigado de la presunta red delictiva denominada “Los Wachiturros”.
Quien fuera principal inversionista de la empresa agroindustrial Tumán, Oviedo acudió a la Fiscalía debido a que estaba citado para rendir sus declaraciones, las mismas que no vertió debido a su disconformidad con el fiscal a cargo de las investigaciones, Juan Carrasco Millones.
Conforme estaba programado, a las 8:40 de la mañana, Edwin Oviedo llegó hasta la sede del Ministerio Público, específicamente a la Tercera Fiscalía Penal Corporativa, acompañado de su abogado José Carlos Islas Montaño, a fin de rendir su manifestación programada por el ex coordinador de esta fiscalía, Sergio Lucio Zapata Orosco.
El empresario llegó acompañado de algunos agentes de seguridad personal, un grupo de hinchas del equipo Juan Aurich, quienes con banderolas en mano, arengaban a su favor, mientras el dirigente era atendido por los fiscales Germán Montero y Juan Carrasco para que proceda a rendir su declaración.
Sin embargo, del saque, Oviedo expresó que no declararía y se reservaba el derecho debido a que no estaba conforme con la designación del nuevo Coordinador de la Tercera Fiscalía, Juan Carrasco Millones, a quien en menos de 24 horas habían designado en reemplazo del renunciante fiscal Javier Quiroz Grosso.
Trascendió que Oviedo sólo se habría limitado a decir que quería colaborar con la investigación pero que el fiscal a cargo no brinda garantías de un mínimo respeto de derechos fundamentales de cualquier persona sometida a investigación, repitiendo las mismas palabras, por lo que tras escuchar a los fiscales y negarse a declarar pasó a retirarse.

“ESTOY DISPUESTO A COLABORAR“
Tras su salida del Ministerio Público, luego de casi una hora, Edwin Oviedo declaró a la prensa brevemente. “He venido a una diligencia que he solicitado hace 5 meses. Los temas son reservados, en ese sentido hay que ser respetuosos pero no tengo nada que ver. Por fin me dieron la oportunidad, como ciudadano estoy dispuesto a colaborar”, dijo el presidente de la Federación Peruana de Fútbol a su salida del frustrado interrogatorio.
Ni bien terminó de hablar Oviedo, un grupo de enardecidos trabajadores y familiares de las víctimas asesinadas en Tumán por los presuntos integrantes de la red delictiva “Los Wachiturros”, se lanzaron sobre el empresario a quien primero trataron de dar una cachetada y luego un puñete, pero como no podían alcanzarlo debido a las extremas medidas de seguridad, lanzaron piedras, tierra, frutas, cáscaras de plátanos y botellas con agua.
Oviedo, no tuvo más que ser raudamente conducido hasta su camioneta resguardado, pues por su cabeza pasaba toda clase de proyectiles e, incluso, una mujer con la cartulina que tenía en sus manos trataba de golpearlo por la espalda y jalarle el terno.
Tanto Oviedo como su abogado José Carlos Islas lograron subir hasta la camioneta que los había trasladado hasta la sede del Ministerio Público y abandonaron el lugar. Todo esto ante los gritos de los trabajadores y familia de las víctimas asesinadas que le gritaban “asesino”, “corrupto”, “delincuente”, etc.
En esos mismos instantes, los pobladores arremetieron también contra los integrantes de la portátil, de su gerente de prensa, Ana Yesquén, y de la colaboradora Diana Sarmiento, quien en todo momento tomaba fotos de los agresores.
Pero, sin lugar a duda, el que llevó la peor parte fue el jefe de Seguridad de la empresa agroindustrial Pomalca, el ex general PNP Muguruza, y una segunda persona quienes tuvieron que guarecerse en la clínica Metropolitana por miedo a la turba de mujeres que pretendieron golpearlo.
Fue entonces necesaria la presencia de un contingente de efectivos policiales que llegaron hasta las instalaciones de la clínica privada para poder rescatar a las dos personas que habían quedado en dicho local, las cuales salieron luego de dos horas, pues recibieron la llamada de atención por parte del personal de la institución, pues la situación incomodaba a los pacientes.

“MIENTRAS TÚ SIGAS NO VOY A DECLARAR”
Por su parte, Leoncio Egúsquiza Sánchez manifestó que el apoderado de la empresa Tumán se apersonó a la diligencia de toma de manifestación a Edwin Oviedo, pero este se negó debido a que en reiteradas ocasiones ha solicitado cambien al fiscal Carrasco Millones.
Egúsquiza precisó que si bien el fiscal le hizo mención a Edwin Oviedo sobre su reiterado pedido de declarar, y que había llegado la hora para declarar, el empresario le terminó respondiendo que “mientras tú sigas como coordinador no voy a declarar”, tratando – al parecer – de dilatar el proceso.
Indicó además que Oviedo querría un fiscal de su gusto, “que se preste a su juego y archive las denuncias como siempre lo han hecho. Nosotros vamos aportar toda la información que requiera el Ministerio Público. Ya está saliendo el peritaje de los contadores que se va a confrontar con la documentación presentada por la empresa durante la gestión del Grupo Oviedo”, indicó.
En ese contexto, Leoncio Egúsquiza precisó que quedan aquí dos caminos. Primero, el caso puede ser enviado a Lima y segundo que se quede en Chiclayo para ser investigado y se le solicita la prisión preventiva. “Hay millonadas de dinero que han salido durante la administración de Oviedo, se ha saqueado la empresa y eso vamos a demostrar en la auditoría”, indicó.
De otro lado, manifestó que sobre el caso de la limpieza de drenes, los involucrados han sido citados para el día 17, dejando en claro que la denuncia señala una presunto fraude de 17 millones de soles y peculado por extensión, por lo que la fiscalía apertura un proceso.
“Allí vamos a aportar facturas de los casi 17 millones gastados. Tenemos más de 4 mil copias de facturas bambas con la cual sacaron dinero de caja y se presume que por allí habría salido el dinero para el Juan Aurich entre los años 2011 y 2015. Todo eso se va ver el día 17, hay varias empresas involucradas, son 40 personas naturales”, indicó.
Como se recuerda, el pasado mes de agosto la Tercera Fiscalía Penal Corporativa de Chiclayo, tras una paciente labor de investigación desarticuló a la presunta organización criminal denominada “Los Wachiturros”, que estaba operando en el interior de la empresa Agroindustrial Tumán y que tendría como supuesto cabecilla a Edwin Oviedo Pichotito, por lo que a la fecha se les investiga por los presuntos delitos de asesinato, asociación ilícita para delinquir, entre otros.

EL DATO
*** Ayer por la tarde se conoció que en la ciudad de Lima habría sido detenido Roberto Ismael Campos Effio (23) alias “Negro May”, presunto integrante de la banda “Los Wachiturros”.

*** Junto a Feljud Olessan Castro Banda (a) “Feljud”, “Negro May” sería el coautor de los asesinatos de Felipe Camacho Argandoña y Percy Farro Witte.

Oviedo sale de las instalaciones del Ministerio Público

Oviedo sale de las instalaciones del Ministerio Público

También te puede interesar...