Dos delitos más para Artemio

CHICLAYO.- La Tercera Fiscalía Penal Corporativa, que despacha el fiscal Sergio Lucio Zapata Orozco, amplió la formalización y continuación de la investigación preparatoria contra Artemio Rengifo Valverde como partícipe del delito contra la administración pública en su modalidad de colusión agravada, y por el delito de corrupción de funcionarios en su modalidad de cohecho activo genérico en agravio de Estado y la Municipalidad Provincial de Chiclayo.
De las investigaciones se tiene que Artemio Rengifo, abogado trujillano, no sólo se encuentra implicado en el caso del presunto pago a los miembros del Tribunal Constitucional, tal como lo han afirmado en sus declaraciones Luis Barrantes Piscoya y los colaboradores eficaces 22-2014 y CE-14-2014, que indicaron que “Artemio”, nombre por el cual es usado por Barrantes en el TC para que la resolución exp. 042 98-2012 fallase a favor del exalcalde Roberto Torres Gonzáles, influencia que costó cerca de 100 mil dólares, sino también en el “diezmo” del empresario Otiniano Plascencia.
Este empresario Julio Giancarlo Otiniano Plascencia, en su manifestación con fecha del 1 de octubre del 2015, dijo que a fines del 2013 se encontró en un restaurante de Trujillo con Rengifo Valverde, quien le ofreció un trabajo en la ciudad de Chiclayo, indicándole que se trataba de una obra para ejecutarla, cuyo valor era de 8 millones de soles, de las cuales tenía que entregar la suma de 400 mil soles.
El dinero – narra Otiniano – sería cancelado en la medida que la comuna me pagara, garantizando que la obra iba a ser ganada por el consorcio al cual representaba. En ese sentido, optó por participar en la licitación de la pavimentación de la urbanización Campodónico y San Martín, cumpliendo con todo el procedimiento regular que demanda toda subasta.
“En ese sentido, quiero precisar que el número que usaba Artemio era 948336029. El día que se me entregó la buena pro a favor de mi empresa, que fue los primeros días de abril, Artemio llamó a Torres Gonzáles informándole que recién empezaba el proceso y que mi persona estada en el local aludido”, dijo el empresario.
Agrega que luego de haber ganado la buena pro y firmado el contrato respectivo, y luego que le cancelaran las valorizaciones, comenzó a cumplir lo pactado con Artemio Rengifo en diferentes montos y momentos.
“El primer monto lo cancelé en Trujillo, 50 mil soles, en mayo del 2014, en el óvalo papal de Trujillo. Artemio llegó a bordo de un auto verde petróleo, el otro monto fue por el mismo monto en el mismo lugar, el penúltimo depósito lo hice por 100 mil soles y fue en el mismo lugar pactado. Todo lo pagué luego que la municipalidad cumpliera con el pago de las valorizaciones”, dijo el hoy prófugo empresario.
Finalmente, dijo que todos los tratos de la obra los hizo a través de Artemio y que prueba de ello es que una vez Artemio lo llevó a la casa de Torres, en la avenida Sáenz Peña, donde el exalcalde lo atendió en su cochera y desde allí escuchaba cómo con palabras subidas de tono daba órdenes a sus funcionarios, a los que recuerda como Mendoza Oliden, Matallana y un tal Valdivia.

El fiscal Sergio Zapata Orozco decidió ampliar la investigación

El fiscal Sergio Zapata Orozco decidió ampliar la investigación

También te puede interesar...