BENEFICIARIOS DEL PROYECTO INMOBILIARIO LAS GARZAS VIVEN UNA AMARGA ESPERA

Solicitaron reunirse con gerente del fondo Mivivienda para solucionar problemática

Así lucen la mayoría de módulos inconclusos y abandonados.

Así lucen la mayoría de módulos inconclusos y abandonados.

PIMENTEL. Han transcurrido más de 10 años desde que el Fondo MiVienda -a través del programa social Techo Propio- promovió la construcción del proyecto habitacional “Las Garzas de Pimentel”; sin embargo quienes serían las 600 familias beneficiarias jamás imaginaron que el sueño de la casa propia se convertiría en una pesadilla debido que el Estado no ha cumplido con construir y sanear estas propiedades.

Rafaela Pérez Ortiz, representante de la Comisión de Defensa de los Beneficiarios del Proyecto Las Garzas, manifestó a La Verdad  que han remitido una carta a Manuel Cox Ganoza, gerente general del Fondo MiVivienda, para realizar una mesa de diálogo que les permita encontrar una solución definitiva a esta problemática, debido que en los tres últimos gobiernos presidenciales las promesas de ayuda quedaron en el aire.

Como se recuerda, este proyecto inmobiliario gubernamental empezó sus operaciones administrativas en el año 2003; posteriormente, al tener el cupo de beneficiarios inscritos empezaron las obras de construcción a cargo de la empresa Veritas Edificaciones SAC; sin embargo, los trabajos realizados ya empezaban a ser cuestionados.

Posteriormente, en el año 2007, la obra paralizó y hasta la fecha no hubo interés por concretar lo que pudo ser el más importante proyecto de Techo Propio de la región Lambayeque. Al hacer un recorrido por el lugar, se deja ver un lugar que luce caótico, varias casas quedaron inconclusas y la humedad ha afectado las infraestructuras.

 

MECIDAS

Ante los reclamos de cientos de familias en el año 2012, el proyecto “Las Garzas de Pimentel” fue sometido a un arbitraje cuyo proceso fue estrictamente confidencial; tres años despues se dieron los resultados de este laudo arbitral donde la Cámara de Comercio de Lima le dio la razón al Fondo MiVivienda. De acuerdo a los beneficiarios, esta entidad del Estado volvió con la promesa de darle solución a su amarga espera de recibir sus casas construidas, pero una vez más esto nunca ocurrió.

De acuerdo con Pérez Ortiz, entre el 2006 y 2007, a unas 140 familias se les entregó sus módulos de vivienda pero nunca se cumplió el contrato del fidecomiso de este proyecto debido que a la fecha estos predios no tienen el saneamiento físico legal, es decir, la propiedad no está inscrita antes la Superintendencia Nacional de Registros Públicos y tampoco cuentan con títulos de propiedad.

Así mismo existe otro grupo de familias o beneficiarios que tomaron posesión de sus módulos de vivienda inconclusos, donde han tenido que invertir sus propios recursos para concluir su casa y tener un techo donde vivir. Así como otro grupo de unos 80 posesionarios quienes se olvidaron de la promesa y construyeron su vivienda desde los cimientos.

Por otra parte, también existe un grupo de más de 200 agentes de la Policía Nacional del Perú que apostaron por este proyecto inmobiliario del Estado y que a pesar de haber cumplido con los pagos y trámites respectivos, no cuentan con sus residencias.

Los policías beneficiarios en varias ocasiones han manifestado que ellos cumplieron con pagar los créditos que les otorgó el Fondo de Vivienda Policial (FOVIPOL) y que fueron desembolsados al Fondo MiVivienda (FMV), en el año 2007, para hacerse acreedor de un módulo en Las Garzas de Pimentel, pero siguen en la amarga espera de algún día el Estado les estregue la casa que les prometió.

Muchos beneficiarios tuvieron que edificar sus viviendas.

Muchos beneficiarios tuvieron que edificar sus viviendas.

Carta remitida al nuevo gerente general del Fondo MiVivienda.

Carta remitida al nuevo gerente general del Fondo MiVivienda.

También te puede interesar...