ACUSAN A ESTUDIANTE DE LA USMP POR TOCAMIENTOS INDEBIDOS A NIÑO DE 4 AÑOS

Habría aprovechado jornada de proyección social en la pradera para abusar de menor

Estudiante Junior Ríos fue trasladado para su examen médico legal.

CHICLAYO. Un estudiante de Medicina Humana, que cursa el cuarto ciclo en la Universidad de San Martín de Porres, fue capturado por agentes de la Comisaría del Norte tras ser acusado por una madre de familia del pueblo joven La Pradera de haber realizado tocamientos indebidos a su menor hijo de cuatro años de edad.

Según las investigaciones, los hechos se produjeron el pasado 15 de mayo en circunstancias que Junior Robert Ríos Chirinos (23), junto a la también estudiante de Psicología de iniciales M.P.E. (17) se encontraban realizando trabajos de proyección social, como integrantes de la ONG “Huellitas de Amor”, en el local comunal Jardines de La Pradera ubicado en la calle Nazaret en el referido pueblo joven.

Según refiere la denunciante Tatiana Reque Arias (24) fue al día siguiente que su hermana Juana Reque Arias (22), le comunicó que su menor hijo A.R.R (4) le había contado que el señor que lo examinó le hizo tocamientos indebidos bajándole el cierre de su pantalón. Ante este hecho, la madre del menor se dirigió hasta la comisaría de apoyo del sector donde presentó la denuncia.

Refiere que en el lugar también encontró a un padre de familia que presentaba una denuncia similar, pero se les informó que ese tipo de denuncias eran derivadas a la Comisaría del Norte. Fue en esta dependencia policial que tan luego de asentar la ocurrencia un grupo de agentes se dirigieron hasta el local comunal donde detuvieron al presunto depravado junto con su acompañante, para luego ser trasladados hasta la carceleta de la comisaría, adonde quedó detenido Junior Ríos, mientras que la menor fue liberada.

 

ONG HUELLITAS DE AMOR

Indica la madre denunciante que hace una semana, Junior Ríos Chirinos, junto a la menor llegaron hasta su vivienda en compañía de la subprefecta de La Pradera, para invitar a los padres de familia del sector a participar de una campaña médica que organizaba la ONG “Huellitas de Amor” y que como representantes de la institución iban a estar a cargo de dicha campaña.

Asimismo, le ofrecieron trabajo como asistenta social con un sueldo de 1100 soles mensuales, pero que primero tenía que apoyar durante la campaña médica. “Todas las madres fuimos sorprendidas, llegaron hasta con distintivos de la ONG Huellitas de Amor y del hospital Las Mercedes, por eso les creímos. Lo único que pido es justicia para mi niño, de no estar ahí lo que hubiese pasado”, manifestó indignada la madre.

Tatiana Reque Arias, madre de menor que sufrió tocamientos.

Local Comunal donde se registraron los hechos.

También te puede interesar...